2009-12-20

La Caja


- ¿Y si un día, alguien llegase a tu casa ofreciéndote una caja?, una caja que contiene todos tus deseos, tus sueños hasta el momento inalcanzables, tu propia felicidad y la de los que te rodean, ¿la aceptarías?

- ¿Se cumplirían todos mis deseos? ¿más de uno?

- Si, cualquier deseo que tuvieses en cualquier momento.

- Entonces por supuesto, habría que ser idiota para no aceptar...

- ¿Y si te dijese que cada vez que abras la caja y formules un deseo, una persona que no conoces, extraña para tí, en cualquier parte del mundo, morirá?

- ... Bueno, la gente muere todos los días, ¿verdad?



¿Y tú?, ¿Aceptarías? ... siendo realmente sincero contigo mismo y no contestando lo políticamente correcto...

Lo que quizás no sabes es que en otra parte del mundo, en este preciso instante, a otra persona se le esta haciendo el mismo ofrecimiento, y para ella, el extraño eres .

Ahora es cuando la cosa cambia... ¿verdad?

16 Mordiscos:

♥ Anabel ♥ dijo...

Buena reflexión. A veces somos muy egoistas y no pensamos las repercusiones que pueden tener nuestras decisiones en los demás... y en cómo puede cambiar el rumbo, y afectarnos a nosotros mismos...

electricsbubbles dijo...

La vida da bastantes patadas en el estomago como para preocuparte de lo demás...

Temperance Blackwood dijo...

Entonces reformularé el viejo dicho: En el amor, en la guerra y en las cajas todo vale.

Si a mí me ofreciesen una de ésas, soy lo bastante íntegra como para poder admitir que la aceptaría. Y si en otra parte del mundo, otra persona está recibiendo una de esas cajas, y yo soy la extraña que puede morir... bueno, la muerte es algo impredecible que puede sorprender en cualquier momento, ahora mismo, dentro de quince segundos, un meteorito podría estar aproximándose a la tierra para destruir a toda la humanidad. Y nosotros ni siquiera nos enteraríamos, un segundo un, pam! Estás muerto.
Por eso no me preocupo por otras cajas. Pero por lo que si me preocupo es que al final tener una de esas cajas convertiría tu vida en puro tedio. Lo bonito de alcanzar tus metas no es alcanzarlas, sino recorrer el camino hasta ellas. Con una de esas cajas, al final tus sueños dejarían de tener valor.

Me encanta que me hagas darle al coco de esta forma, Trish, siempre me sorprendes! ^^

Besos!

mariona. dijo...

sinceramente, no acabo de saber que decir...

pero lo has escrito genialmente!! me ha encantado..:)

la gata dijo...

Me ha sorprendido mucho esta entrada, porque cuando creía que ya había terminado y ya tenía mi respuesta le has dado la vuelta y me has dejado sin palabras.
Por supuesto que estaría encantada de recibir esta caja, ¿a quién no le gustaría? Pero sería incapaz de abrirla sabiendo las consecuencias que trae el hacerlo. NO LA ABRIRÍA.
Y es cierto, que en la otra parte del mundo seguramente esa otra persona la acabaría abriendo, el mundo es tan egoísta... pero hay que actuar con lo que nos dicta la conciencia y asumir las consecuencias.

Besos

una rara con ganas de hamburguesas dijo...

No, no aceptaría nunca. Porque, ¿qué gracia tiene la vida si no has de luchar por tus sueños? Además, claro, de que no creo que pueda acarrear en mi conciencia tantas muertes por mi egoísmo.
Una entrada fantástica, por cierto.

Un beso :)

Dana O'hara dijo...

joder, qué genialidad de texto...Yo no creo que pudiera aceptar la caja, solo aceptaría si tuviera la certeza de que la otra persona al otro lado del mundo también acepta su caja. Porque ante el miedo a morir cuando se cumplan sus deseos, al menos morir con los mios cumplidos.

Muac!

Mr. TAS dijo...

yo no la querría... no creería ni una palabra de quien afirma conocer lo que ni yo mismo sé.

buen post, invita a la reflexión... qué dificil es de encontrar algo así.

un saludo

HellForger dijo...

Tu post lleva a reflexionar y hasta a filosofar. Que aburrido sería tener una caja de esas, cierto que es tentador aceptarla y que caiga muerto quien sea cada que saque un deseo, total más desconocidos mueren por sus propias tonterías que más da uno. Si yo soy el extraño de alguien con esa caja pues nunca lo sabría así que simplemente el hecho sería aceptado sin repercusiones para nadie.

Lo que sí creo es que junto con los "pros" de la caja deberían mencionar los "contras": una vida aburrida, predecible, sería un don que acaba siendo una maldición, tal como el "toque de Midas".

Juliette « dijo...

El egoísmo es algo que siempre está presente, aunque se fuera a cumplir mi más profundo deseo, nunca mataría a nadie para tenerlo. Saludos, y muchas gracias por pasar :D

Flyman dijo...

Simplemente, cuidado con lo que deseas

Cristina Rodríguez Z. dijo...

Ummmmm me encantan estos juegos retorcidamente éticos y macabros.

Un saludo, me encantó leerte.

Bss!!

Marta almela lucas dijo...

Me ha sorprendido,, no me esperaba el final. SUBLIME.

La Chica del Tirso dijo...

Que increíblemente genial entrada :)
Yo la aceptaría, ¿Por qué no? Soy demasiado egoísta. Además, como tú dices, para otros la extraña soy yo y tampoco vacilarían en aceptar la caja.

:)

C.

Dara Scully dijo...

Debo ser idiota porque desde el primer momento diría que no, y no por el hecho de que alguien muriera, si no porque cuando los deseos se cumplen porque sí, sin que te esfuerces en conseguirlos, pierden toda la magia que podrían tener.


miu
de
gatito
bebé

Angus dijo...

Una reflexión genial... pero, por mi casa no aparecen ni los Testigos de Jehová.

Publicar un comentario