2011-09-19

Apagandose

2 Mordiscos
Siente el palpitar de tu corazón apagarse lentamente, exhalando el último aliento robado vilmente por aquellos labios que un día fueron tu perdición. Descansa inerte, con los ojos entrecerrados mirando al cielo, al que le pedirías ayuda si aún te quedase algo de voz. Ahora nada importa, ni el dinero, ni la sabiduría, ni el amor. Nada salvo tú, tú y tú ultima bocanada de aire escapando de tus labios.