2009-10-21

El Gato Negro II


Por fin, ella entró, silente como siempre, apenas perceptible, pero tú, tú sabías que ella venia desde mucho antes que lo hubiese decidido, posees ese oscuro sentido, llamado sexto por algunos y maldición por otros.

Aún inmóvil entre tus sombras, abriste los ojos un poco más para que se te distinguiese del resto de la oscuridad y alzaste la barbilla con un leve saludo, esperando a que ella como siempre, se sentase por agotamiento y así poder saltar a su regazo, pasear tu nocturno pelaje entre sus dedos y ronronear mientras mutuamente os curáis la soledad.

Trish

Primera Parte
Tercera Parte

2 Mordiscos:

Dana O'hara dijo...

me has dejado super mal con tu comentario en plan d: a mi la lluvia no me sorprende ¬¬ xD ajajaj

"su nocturno pelaje" sublime esa frase tia, sublime :)

no comments dijo...

Espero las siguientes partes...

Un saludo indio

Publicar un comentario